El efecto perverso del acuerdo entre Grafcan y Google

De todos es conocido que a finales del 2005 se firmó un acuerdo por el que la empresa americana reconoce a GRAFCAN como partner preferencial de Google para el suministro de información geográfica de las islas Canarias. Esta iniciativa, pionera según  GRAFCAN en la administración de la Unión Europea, permitiría que Canarias contara con información homogénea, precisa y actual en el escaparate mundial de la empresa afincada en California. Concretamente las ortofotos, modelos digitales del terreno y volumetría de edificaciones mostradas en Google Earth y Google Maps, y que son las suministradas periódicamente por GRAFCAN (ver GRAFCAN).
El objeto de este contrato era facilitar el acceso público a esta información, lo que era hasta cierto punto lógico, ya que se aprovechaba el impacto y los medios de la empresa Californiana para llegar al gran público y así maximizar la difusión de nuestros datos en campos tan interesante como el turismo; además de utilizar el gran potencial de las aplicaciones de Google.
Algunos de nosotros ya alertamos en la red de la problemática asociada a este tipo de relaciones entre lo publico y lo privado, yo en concreto publiqué en su día un artículo en mi blog titulado”¿Google y Administración Pública?” en el que hablaba sobre aspectos perversos que podría traer el uso de Google maps por parte de las Administraciones Públicas. Como por ejemplo el hecho”desconocido” por mucha gente de que en la mayoría de los casos los usuarios no tienen derecho alguno sobre esa cartografía o datos que están añadiendo o editando, pasando a ser sus contribuciones propiedad de dicha empresa 
Pues bien, dos de esos problemas han llegado…
1. A finales del año pasado nos enterábamos  que la API de Google Maps se limitaría, pasando  a cobrar a aquellos sitios que superen los 25.000 mapas al dia por servicio, cobrando 4 dólares  por 1.000 cada mapas de exceso (hoy ha cambiado los precios dado las pérdidas de clientes pasando a cobrar entre 0,5 y 1 dolar), Este hecho hace que empresas de referencia como Foursquare o Apple abandonen Google Maps en favor de otras fuentes de datos.
Se nos plantea aquí el efecto “perverso” provocado por el acuerdo firmado en su día entre Google y GRAFCAN, que pasa a conseguir lo contrario, al menos en lo que a grandes empresas se refiere. Aunque no he tenido acceso al acuerdo, supongo que El Gobierno de Canarias  através de su empresa GRAFCAN  “sede de forma gratuita” la información geográfica a Google, empresa que ahora  cobrará a  los propietaerios de aplicaciones con grandes consumos de mapas. No tiene mucho sentido. ¿Cobrará GRAFCAN a Google parte de estos beneficios obtenidos?, no olvidemos que estos datos se han producido con dinero público, con nuestros impuestos, y que benefician en parte (al menos de forma indirecta) a la empresa americana. En esta línea, algunas empresas importantes de información turística como Tripadvisor o Expedia ya se plantean el uso de otras soluciones.
Teniendo en cuenta que ya existen iniciativas libres como Open Street map  que ya dispone de la tecnología y de la información geográfica pública de libre uso, y que las administraciones públicas deberían ofrecer un servicio similar a una infraestructura de orden público, facilitando el acceso a las empresas y a los usuarios,  que ya está siendo utilizada por grandes empresas ¿no sería más  lógico firmar un acuerdo con Open Street Map? 
2.  Pero el problema no termina aqui, en marzo de este año nos sorprendían con otra noticia “Google aplicará importantes cambios  a sus políticas de privacidad y condiciones de servio” fundamentalmente en la creación de un “usuario único” o un único perfil de acceso al mundo google, es decir, unificaran tus cuentas google (Google.com, YouTube, Gmail, Google+, Google Maps, Google Docs, entre otros) en una sola. Esto que puede no parecer un problema, salvo que nos planteemos que podrán recopilar información de los servicios y aplicaciones que utilizamos, podrán recopilar información específica de nuestros dispositivos (móviles, PC,redes, etc), todo esto supuestamente para mantenernos mejor informados y protegidos, pero  no queda aqui, porque si utilizas servicio de ubicación GPS de google además podrán usar tus datos de localización. En caso de no aceptar la política de privacidad, Google cerrará las cuentas de usuario y eliminará los datos de sus servidores. ¿y esto que tiene que ver con GRACAN?, pues que la empresa pública perteneciente al Gobierno de Canarias “colabora” con la empresa Californiana en el suministro de nuestros  datos geográficos, por ejemplo…
Quizás deberían replantearse algunos de estos acuerdos.
Anuncios

Un comentario en “El efecto perverso del acuerdo entre Grafcan y Google

  1. Google se arriesgó a perder clientes cuando estableció una cuota por el uso de su API. Muchas empresas y desarrolladores buscaron una alternativa gratuita, y la encontraron en OpenStreetMap, de cuyas fortalezas aún se habla poco:
    – es de uso libre y gratuito, tan solo requieren citar la autoría del mapa,
    – es un proyecto colaborativo: cuenta con una API y con colaboradores en todo el planeta,
    – es un proyecto abierto e interoperable,
    – y lo que es muy importante para la administración pública: es un proyecto que responde al principio de independencia tecnológica que requieren las AA.PP.

    Como bien dices, empresas como Apple y Forsquare ya han abandonado a los de Mountain View en favor de OpenStreetMap, al igual que hizo en su momento la administración Obama, dando la posibilidad a sus ciudadanos de participar, y aportar ideas y soluciones al cambio, a través de la página http://www.whitehouse.gov/change, haciendo uso de OpenLayers y OpenStreetMap. Este es un potente indicador de hacia dónde se dirige el movimiento Open-Mapping, el cual se suma al cambio a la cultura Open en ámbitos cruciales como Gobierno, Datos y Aplicaciones (OpenGov, OpenData, OpenSource).
    Otro ejemplo: ¿recuerdas lo que sucedió tras el terremoto de Haití? Cientos de colaboradores subieron datos en tiempo real mediante sus móviles a OpenStreetMap, para crear mapas actualizados de la zona, que ayudaran a los equipos de rescate a encontrar a los damnificados. Gracias a la actualización de la cartografía de la zona, ingenieros de todo el mundo se reunieron “virtualmente” para evaluar los daños del seísmo.

    El Gobierno de Canarias / Grafcan debe iniciar el cambio a un modelo abierto, colaborativo y gratuito, dando la posibilidad a ciudadanos, empresas y otras administraciones, a que reutilicen libremente la información procedente de entidades públicas, y a empoderar a la ciudadanía sobre sus propios datos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s